Los primeros disquetes

Ahora ya ni es necesario andar cargando semejantes cosotas para poder transportar nuestra información de un lugar a otro, basta con guardarla en nuestra memoria USB o subirla a un Disco Duro Virtual en línea -como el SkyDrive– para abrirla en cualquier parte del mundo.

La tecnología nos hace la vida más fácil, pero a la vez nos vuelve inútiles.

[Así lucia un disquete de 5 1/4]

[Así lucia un disquete de 3 1/2]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s