La cruda realidad sobre Papá Noel

find-santa-claus-10Y como andamos en temporada navideña (arbolitos por todas partes, toneladas de focos de colores gastando electricidad en vano, cenas con la familia, kilos de más, la cuesta de enero, etc. -¡por qué eso es navidad!) creo que no caería nada mal hablar sobre Santa Claus (o papá Noel, como gustes). Ese mítico, rojizo y obeso ente que reparte regalos a casi todos los niños del mundo. Que nada tiene que ver con la navidad, pero que la cultura de ahora lo ha ido adoptando y asociando con ella (gracias Coca-Cola).

Bien, ante todo esto me doy el lujo de hacer un perfecto Copy-Past de un texto aparentemente científico que me encontré deambulando por Un hombre solo en la red, en dónde nos muestran diversas hipótesis curiosas sobre el porque papá Noel no podría existir. Aunque no es algo serio, es bastante interesante.

Hipótesis de trabajo:

1. Ninguna de las especies de renos conocidas puede volar. Pero existen alrededor de 300.000 especies de organismos vivientes sin clasificar aún y, a pesar de que la mayoría son insectos y gérmenes, esto no descarta por completo la posibilidad de los renos voladores que sólo Papá Noel ha visto.

2. Hay varios millones de niños en el mundo pero, dado que Papá Noel no se dedica (aparentemente) a los niños musulmanes, hindúes, judíos y budistas, eso reduce
la carga de trabajo aproximadamente a un 15% del total. Para simplificar los cálculos que siguen, asumiremos que hay varios millones de casas con, al menos, un niño.

Desarrollo:

1. Papá Noel tiene 31 horas de Navidad en las que trabajar, gracias a las diferencias horarias y la rotación de la Tierra, asumiendo que viaja de este a oeste. Esto significa unas 822.6 visitas por segundo o, lo que es lo mismo, que para cada familia cristiana con niños buenos, tiene 1.2 milisegundos para aparcar, saltar del trineo, bajar por la chimenea, llenar los calcetines, distribuir los restantes regalos bajo el árbol, comerse los aperitivos que le hayan dejado, volver a subir por la chimenea, volver a subir al trineo y marcharse hacia la siguiente casa. Asumiendo que el trineo de Papá Noel no experimenta el efecto túnel cuántico, y que los varios millones de paradas (unas 90) están distribuidas uniformemente alrededor de la tierra (lo cual es falso, pero que aceptaremos como válido para nuestros propósitos) estamos hablando de un viaje de varios millones de kilómetros, sin contar las paradas para hacer lo que la mayoría de nosotros debe hacer al menos una vez cada 31 horas. Esto significa que el trineo de Papá Noel se tiene que mover a una velocidad bastante superior la velocidad del sonido. Un reno convencional puede correr a unos 24.13 kilometros por hora, a menos que sea perseguido por una manada de lobos.

2. La carga útil del trineo añade otro elemento de juicio interesante. Asumiendo que cada niño no obtiene nada más que un juguete de tamaño medio (unos 900 grs.), el trineo arrastra varios cientos de miles de toneladas, sin contar a Papá Noel, a quien se describe invariablemente como obeso. En la Tierra, un reno convencional no puede mover un trineo de más de 226,8 Kg apróx. Incluso dando por supuesto que los “renos voladores” puedan, en ausencia de fuerzas de fricción terrenales, tirar diez veces la cantidad normal, no podremos hacer el trabajo con ocho o nueve renos. Necesitaremos aproximadamente 150,000 renos. Esto incrementa la carga útil -sin contar el peso de Papá Noel- hasta 350.000 toneladas.

3. 350,000 toneladas viajando a esa velocidad por segundo dentro de la átmosfera terrestre crean una enorme resistencia al aire, calentando los renos de la misma forma que las naves espaciales cuando regresan a la Tierra. La pareja de renos que va en cabeza absorbería varios millones de julios de energía por segundo cada uno. Resumiendo, se incendiarían casi instantáneamente, exponiendo a los renos que les siguen, y creando bombas sónicas ensordecedoras en el camino. El equipo completo de renos se volatilizaría en 4.26 milisegundos. Papá Noel, mientras tanto, estaría sujeto a fuerzas centrípetas 17,500 veces mayores que la gravedad terrestre. Un Papá Noel de 113.4 Kg. (que parece ridiculamente delgado) sería clavado a la parte de atrás de su trineo por bastantes kilos de fuerza…

4. Conclusión: Papá Noel no reparte regalos en Navidad.

5. Corolario: Si Papá Noel alguna vez repartió regalos en Navidad, ya no lo hará más.

4 comentarios el “La cruda realidad sobre Papá Noel

  1. zero blaze dice:

    pinches mamadas aora ya se ke decirle a mi primito kuando me pregunte komo le ace papa noel para entregar los regalos en navidad grax inert aunke no me entienda pero al menos dejara de preguntarme kada navidad lo mismo
    x_X o_O

  2. Roman dice:

    jajaja el cientifico no creo ke sea muy inteligente porke por logica papa noel no existe xD

  3. tienen razon es una pendejada mejor dicho mamahuevada

  4. ese basura de santa close no existe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s