¿Quieres llorar?

Según la teoría que Darwin postulo en 1872, afirma que cuando un niño grita para pedir ayuda, genera mayor irrigación sanguínea en las glándulas lagrimales y provoca contracciones musculares que estimulan el llanto; a raíz de esto, los nervios se acostumbran y provocan lagrimeo cada vez que hay sufrimiento.

También se menciona que se ha convertido en una reflejo condicionado que se asocia con llamar la atención.

Esa es una de las tantas teorías que existen sobre el por qué lloramos que me encontré en “La mujer de hoy. Hay más teorías interesantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s