El origen del oso de peluche

No tenía ni la más remota idea de que esas peculiares y casi tiernas  figuras de peluche (a excepción de los osos malos) tuvieran en su origen una historia tan llena de curiosidades y datos insólitos. Suena increíble ¿verdad?

osos-de-pelucheLa historia sobre el posible orígen del osos de peluche se remota a 1902. Cuando el presidente estadounidense Theodore Roosevelt hizo un viaje al sur del país, con la intención de mediar en un conflicto fronterizo entre los estados de Louisiana y Mississippi. Para entretener al presidente sus anfitriones organizaron una cacería; capturaron un oso viejo, herido y cansado al cual ataron a un árbol, para que el presidente le disparara y tuviera un trofeo “fácil” que llevar a casa. Roosevelt se negó a hacerlo, incidente que fue caricaturizado por el dibujante Clifford Berryman, teniendo su caricatura una difusión nacional. El dibujo del periódico inspiró a un vendedor de juguetes llamado Morris Michton a coser un muñeco: un rudimentario osito de felpa que, a falta de nada mejor, tenía botones en lugar de ojos. Michton colocó el oso y la caricatura de Berryman recortada del periódico en el escaparate de su tienda, con la única intención de llamar la atención de los transeúntes sobre su comercio. Al hacerlo, no sabía que acababa de nacer el rey de los juguetes.

El oso atrajo a una multitud de compradores, tantos, que Michton empezó a fabricar en serie esos ositos de felpa con botones por ojos y con el nombre de “Teddy’s Bear” (Teddy de Theodore, en honor al presidente Roosevelt). Al año siguiente, su avalancha de pedidos era tal que fundó la Ideal Toy Company. El auge del juguete era imparable; las sofisticadas muñecas de porcelana fueron literalmente barridas por la ternura del osito teddy, hasta el punto que durante más de una década se pensó que eran cosa del pasado. Y hoy, más de un siglo después, niños y grandes siguen abrazando a sus osos de peluche.

ositos-caricaturizados

Theodore Roosevelt y su osito en la caricatura de Berryman

[Lo encontré en el espacio de Fausto, aunque después encontré dos teorías más  (una de Rusia y otra de Alemania) que hablan también sobre el verdadero origen del oso de peluche. Al parecer U.S.A., Rusia y Alemania se pelean por su autoría.]

5 sencillos pasos para entrenar a un perro

perrosEntrenar a un perro para que ejecute trucos suntuosos y precisos es una tarea bastante compleja (más no imposible) que puede tardar años para poder perfeccionarse, y más aun cuando tu paciencia no es tan inquebrantable que digamos. Así que no te desesperes si tu perro no puede aprender ni el más sencillo truco, recuerda que todo radica en la técnica {bueno, es así como me han enseñado}.

Para ello EHow ha publicado un sencillo manual en donde nos muestra 5 sencillos pasos sobre como entrenar y enseñarle a tu perro un buen truco sin que al final caigas en la desesperación y termines por asesinarlo.

La lista comienza así…

Paso 1: Juega con tu perro de 5 a 10 minutos antes de intentar enseñarle algo. Aunque no lo creas, esto reafirma tus lazos con tu mascota y la dominación sobre él, ya que con los perros todo se trata de jerarquía.

Paso 2: Antes de que le des una orden a tu mascota, hazle un trato para asegurarte que tu perro muestre atención y luego muéstrale que tienes más para incentivarlo. Usa tus manos para ello (por ejemplo una caricia), ya que por naturaleza los perros son muy visuales y ellos sabrán que tus manos les darán el trato.

Paso3: Al momento de darle una orden procura usar comandos específicos con tus manos acompañado de expresiones orales para ayudar a tu perro a entender, posteriormente debes de mostrarle físicamente que es lo que debe hacer (de lo contrario se quedará ahí parado). Si ha ejecutado la tarea de manera correcta, felicítalo excesivamente, dale su recompensa y espera una hora para volver a enseñarle lo que tiene que hacer. En caso contrario no lo golpees, sólo dile en voz firme ¡No!

Paso 4: Después de tener paciencia enseñándole, tu perro aprenderá el truco. Pero ahí no acaba el asunto, espera por lo menos una semana para enseñarle otro truco y pídele los trucos que ya sabe por lo menos dos veces al día.

Paso 5: No te olvides que los trucos comienzan desde los más sencillos hasta los más complejos, todos complementados entre si. No paren de practicar, pero tampoco le exijas de más.

P.D. El paso número 5 del post original me sacó un poco de onda, así que improvisé.

[Un interesante y posiblemente útil artículo que me encontré en EHow] {Vía: AnimalesMascotas}