Mientras más ruido mejor

Ya sabía que había gato encerrado en el tipo de ambiente –bastante ruidoso– que se maneja en casi todos los bares, antros, discotecas y demás lugares en dónde la música suena a todo vulumen, y es que según algunas investigaciones realizadas por Nicolas Gueguen, profesor de ciencias del comportamiento de la Universidad de Bretagne-Sud en Francia; la música fuerte, con un ritmo acelerado hace que las personas beban más y más rápido y que su estadía en el lugar sea mucho más prolongada de lo que sería sin la música de por medio.

Para el estudio –según tengo entendido– Gueguen y sus colegas visitaron durante tres noches de sábado dos bares cuyos dueños aceptaron que manipularan los niveles de sonido en la música. Seleccionaron de manera aleatoria a 40 hombres de 18 a 25 años que pidieron cerveza y controlaron su consumo según los distintos niveles de la música.

Las hipótesis un tanto ciertas a las que llegaron después de la experimentación fueron:

  • Los altos niveles del sonido pueden haber causado una estimulación mayor que llevó a las personas a beber más rápido y a ordenar más bebidas.
  • La música fuerte puede haber tenido un efecto negativo en la interacción social en el bar, por lo que los clientes bebieron más porque hablaron menos.

Vaya dato insólito, ya hasta por la música nos manipulan…

{Lo encontré en: Deletealo}

No soy adicto a la cerveza

Sólo recuerda, tu no eres adicto a la cerveza, ella es adicta a ti, por esa razón es recomendable permanecer alejado a un poco más de 50 metros a la redonda de un envase de “Corona“.

Todo con exceso, nada sin medida“, esa es la verdadera frase de esos señores… sólo que no la incluyen en sus productos, aunque hay que admitir que unas de vez en cuando no caen nada mal, eso es lo que dicen. xD

Visto en:  Desde mi escritorio