Las ventajas de no ver televisión

Básicamente podemos decir que estar sentado todo el día frente al televisor haciendo zapping y sin tener obligaciones por las cuales preocuparnos puede ser el paraíso. Lamentablemente la realidad es otra, y las personas que siguen este tipo de vida tan sedentaria no se dan cuenta del valioso tiempo que están perdiendo y de las cosas tan productivas que pueden llegar a hacer (claro, si se lo proponen), algunas cosas como las de la lista de abajo:

1. Leer un libro de principio a fin.

2. Hacer ejercicio.

3. Terminar con todos los quehaceres domésticos de la casa (y jardín).

4. Tener una mejor comunicación con la familia.

5. Escribir más de 1 entrada en el blog (de eso no hay duda).

6. Aprender a cocinar con nuevas y mejores recetas.

7. Evitar pagar una gran cantidad de dinero por electricidad (de la tele).

8. Tocar algún instrumento musical.

9. Leer y comentar en los blogs que más te interesen.

10. Leer el periódico local e informarte de lo que sucede en tu país.

11. Escuchar música.

12. Tener en óptimas condiciones a nuestra mascota.

13. Salir a divertirse con los amigos.

14. Ir a ver los nuevos films al cine.

15. Mejorar tu productividad laboral.

16. ¿Tener una novia?

17. ¿Mejorar la relación con tu pareja?

18. Centrar nuestra atención en las cosas que en verdad valen la pena (olvídate de lo material).

En fin, hay muchas más cosas interesantes que puedes llegar a hacer… y lo mejor es que te das cuenta que no todo gira en torno a una caja de plástico… simplemente, eso no es vivir.

¿Cómo bajar de peso rápidamente?

Un cuerpo escultural, lo toda persona desea para sentirse aceptada con ella misma y en la sociedad … es ahí cuando las dietas o los ineficientes aparatos que te hacen perder tallas en cuestión de días sin hacer movimientos físicos entran en acción, cualquier método es valido, siempre y cuando no nos obligue a movernos de más.

A veces las personas recurren a estos métodos por diversos factores, el más común; por falta de tiempo, o simplemente porque lo usan como pretexto para evitar levantarse temprano en las mañanas para realizar alguna actividad física. Bastante a hecho ya la ciencia y tecnología como para estar esperanzados en que nos resuelvan nuestros problemas de obesidad sin siquiera aportar un poco de nuestro esfuerzo. Pero mientras menos esfuerzo, mejor ¿apoco no?

Es muy cierto que la vida fácil nos da el tiempo suficiente para ponernos a pensar en puras estupideces, todo esto con la ayuda publicitaria de los medios; mientras más veas a las modelos de Miss Universo, más vas a querer ser como ellas, pero claro, sin esforzarte demasiado.

Los resultados con el ejercicio son lentos, pero mucho más seguros que las absurdas dietas en donde suprimes todas las grasas para vivir sólo de puras manzanas, o esos aparatos que te prometen bajar más de 15 kilos y al final no bajaste ni 5, de lo contrario, diste el “rebote” y ahora pesas el doble.

Además, hacer ejercicio* te previene de enfermedades, fortalece tus articulaciones, corazón y pulmones, aumenta tu oxigenación, incrementa la fuerza de tus huesos, disminuye la frecuencia cardiaca, rebaja el estrés, agudiza tu mente y lo más importante: te entretiene.

De lo contrario: el corazón, los músculos, los huesos y las articulaciones se debilitan, además de la disminución de los reflejos y el impulso sexual.

Así que ya sabes, la decisión es completamente tuya.

*Consulta a tu médico.