Miradas inusitadas

Con audacia intentó desviar mi mirada

aquella mirada inusitada que se había perdido

por entre sus pequeñas manos.

Me miró fijamente a los ojos

como intentando darme una señal

un indicio de que no volviera a hacerlo

a posar mi mirada en esas inquietas manos.

De repente

con gracia y un poco de ímpetu dejo caer algo

era una pequeña bolsa de papas fritas

llena de salsa y uno que otro trozo de papa

que sin problema aun se podían ver

sucumbiendo ante los designios de su dueña.

Ella intentaba pisarla

aplastarla y reducirla a nada

quería ocultar esa evidencia que la delataba

sin recelo y que la mostraba ante el mundo

como la mujer más sucia jamás conocida

en la historia de la humanidad.

¿Qué será de aquella bolsa de papas?

abandonada como muchas otras en la esquina

de una calle concurrida.

Descanse en paz

en donde quiera que se encuentre.

¿Evolución humana?

En 1,000 años. Los hombres tendrán una mejor apariencia física, su juventud, salud y fertilidad mejorarán, sus rasgos faciales serán más simétricos, serán más atléticos, tendrán voces más profundas y penes más largos. Las mujeres serán más delgadas, tendrán una piel suave y sin vello,  ojos grandes y claros, pechos más vistosos y pelo brillante.

El ser humano tendrá entre 1.80 y 2.10 de estatura y expectativa de vida de unos 120 años. Los rasgos raciales desaparecerán y toda la humanidad tendrá la piel de color café.

En 10,000 años. Los seres humanos habrán pagado un precio genético por depender tanto de la tecnología. La vida social habrá desaparecido y las emociones como el amor, la solidaridad, la confianza y el respeto habrán desaparecido. Sus problemas de salud serán cada vez más frecuentes a causa de la enorme dependencia de la medicina. Su sistema inmunológico será cada vez más débil; habrá más enfermedades genéticas. Comenzará una selección sexual.

En 100,000 años. La humanidad se divide. Por un lado una élite muy tecnologizada esbelta y de gran estatura y por el otro, una mayoría de enanos enfermizos y rechonchos.

Esa es la hipótesis a la que llegó el Dr. Oliver Curry, un teórico de la evolución en la Escuela  de Economía  y Ciencia Política de Londres y cuyo trabajo fue publicado por la BBC a finales  del 2006.

[Ya hace tiempo que lo leí en la revista QUO]