¡Sal a ver la luna!

¡Sal a ver la luna!” Esa fue la frase que @lnkn me dijo para… No sé ni para que lo hizo, pero supongo que pensaba que ya necesitaba aunque una mínima distracción, bella y natural para apaciguar el sueño, del que aún me quejo a diario por twitter de no concebir. Los problemas de insomnio que me han venido atacando ferozmente estos últimos días no los he podido domar del todo, aun me controlan y ajetrean salvajemente, como una boya en un mar violento e inconquistable.

El punto de ésto no va en mis problemas para dormir, sino en lo que acabo de presenciar, pues justo en el momento en que salí a ver a la pequeña luna, rodeada de nubes, un ruido proveniente del garaje me quitó la tranquilidad. Acepto que al principio pensé que era un suceso paranormal con fantasmas o tal vez con hombrecitos verdes caminando desnudos por el piso frío y húmedo del lugar, ya saben que en momentos de espanto la imaginación comienza a hacer de las suyas. Me comenzaba a entrar un poco el miedo, pero el pavor se esfumo de la misma manera que vino al darme cuenta que se trataba de mi “caliente” vecina agasajándose frenéticamente con su novio que al percatarse de los ruidos que producían mis sandalias al caminar, se comenzaron a moderar y empezaron a cuidar celosamente su espacio de cualquier mirada (o lente) voyeurista que los asechara.

Mi garaje es un lugar recóndito, sin puerta. La luz del alumbrado público no cubre toda la oscuridad que guarda celosamente ese lugar. Es el sitio idóneo para alcanzar el mayor éxtasis que las antiguas religiones paganas consideraban como un acto sagrado, como el único medio para establecer una conexión directa y breve con Dios; la fusión del hombre y la mujer para convertirse en uno solo.

Son casi las dos de la mañana y ahora, aparte de no poder dormir, ya me quedé con la intriga de lo que sucede en estos momentos en algún rincón de mi garaje…

LunaGalileoscopio

Esta imagen la tomé de "Microsiervos"

¿Qué sugieren que haga para la próxima? Estoy abierto a sus innumerables propuestas “macabras”. Muajaja.

🙂

La tierra desde la luna

Y ésta fue la primera vez que el hombre llegó a la luna, o al menos eso es lo que todos dicen.

Apolo 11

La imagen fue capturada por Michael Collins el 21 de julio de 1969 desde el módulo de mando. Justamente hoy se cumplen 40 años de la foto, y de la primera vez que el hombre (fue Neil Armstrong) pisó una superficie extraterrestre.

En la foto se puede apreciar el módulo lunar en el que ascendían Neil Armstrong y Buz Aldrin, atrás se ve la superficie lunar y en el fondo a la tierra.

Sería una irreverencia decir que la imagen se ve bien “potochopiada”.

[Puedes ver más imágenes como la de arriba en el Observatorio, también puedes echarle una leidita al artículo publicado en la Wikipedia sobre la misión estadounidense Apolo 11, la primera en llevar tripulación a la luna, una de las más importantes en la historia de toda la humanidad (¿o no?)]

🙂

La primera fotografía de la luna (1839)

laprimeraluna

Según he visto en “astroengine“, la imagen de arriba corresponde a la primera captura fotográfica (¿será cierto?) de nuestro bellísimo satélite natural en su faceta típica. Fue tomada en 1839 por el británico (y también estadounidense) John William Draper, profesor de química en la Universidad de New York. [Aquí hay un poco más de información al respecto]

Aunque hay algo que todavía me incomoda, pues también se dice por ahí que, Louis Danguerre, el primer divulgador de la fotografía y el primero en tomar la primera foto de una persona (lo logró en 1938)  fue también ¿el primero? en retratar a la luna.

Vía: Astroengine

Fuego olímpico en la luna

No quiero ser empalagoso con tantos post sobre los juegos olímpicos, pero simplemente, esta imagen me pareció más que genial. En especial por el increíble efecto visual que el fuego olímpico ejerce sobre la luna. ¿Apoco no es bellísimo?

Esperé unos minutos hasta que la luna se alineara con la antorcha olímpica y este fue el resultado (un comentario del autor de la foto).

Foto: Ryan Pierse / Getty Images / 18 de Agosto de 2008 

[Fuente: BBC Sport]

Sobre hombres, mujeres y astronautas en la luna

Según algunos estudios, las mujeres dedican un total de 136 días (3.276 horas) de su vida para arreglarse cuando tienen pendiente una salida nocturna (tiempo suficiente para que un astronauta fuera y regresara de la luna 22 veces), mientras que los hombres sólo dedican 1092 horas (45 días) para arreglarse (unos jeans con una playera es más que suficiente, eso es lo bueno de pertenecer al genero masculino). 

¿Alguien que me lo afirme/niegue?

[Esta es una parte del estudio bastante curioso que me encontré en: Telegraph]