De sexting y jovencitas

¿Habían oído hablar del sexting? Seguro que para algunos ya es un tema demasiado recurrente, pero en lo que a mí respecta es algo de lo que no estaba ni remotamente enterado, bueno no al menos hasta que leí  la revista ChidoBUAP (y no es porque le haga publicidad). Ahí me entere de ese anglicismo que ha ido creciendo de una manera vertiginosa y que ha ido cobrando víctimas al rededor del mundo, y todo  gracias a una insensata utilización de los medios tecnológicos por parte de la juventud de hoy en día.

Pero basta de puntos subjetivos, que venga lo objetivo.

El sexting es un fenómeno relativamente nuevo que ha aparecido de la peligrosa combinación de juventud y tecnología, el sexting, palabra que mezcla sex y texting, no es otra cosa que una especie de moda que consiste en tomarse fotografías con el celular (o algún otro aparato que tomé fotos e incluso vídeos) estando semidesnudos (as) o totalmente desnudos (as) para después enviarlos a los amigos (as) en un alarde de simpatía o bien colgarlas en las redes sociales en busca de pretendientes.

Aquí se incluyen mayoritariamente a jovencitas, inexpertas en relaciones de noviazgo, que creen que al mostrarse con el atractivo de lo desnudo, se verán de pronto asediadas por los pretendientes que no tienes (y también de algunos cuantos dementes).

Sabía que esa tendencia de subir imágenes en donde la autora se ve posando como una experta playmate y con unas diminutas tangas, era el producto de una inadecuada utilización de la tencología, pero jamás llegué a pensar que se tratara de un problema tan serio y tan exponencial, de un problema tan contundente que puede hacer que la vida de una determinada persona dé un giro brusco para finalizar con un trágico desenlace.

Sexting

El futuro según Microsoft

Un mundo lleno de pantallitas táctiles por todos lados. Periódicos electrónicos. Traductores automáticos útiles para las conversaciones entre dos personas de diferentes culturas. Todo un mundo tecnológico lleno de comodidades que facilitan el trabajo diario y que nos acercan de una manera mucho más panorámica e impresionante a toda la información existente en la red.

Es así como los de Microsoft Office Labs imaginan que serán las cosas para el 2019, y aunque el vídeo se ve de una realidad bastante lejos como para que suceda dentro de 10 años (me recuerda a ese post de lo que pensaba la gente de 1910 sobre el 2000) hay que admitir que tienen buena imaginación y posiblemente hasta un poco de razón con algunos de los gadgets tecnológicos que ahí aparecen.

Vodpod videos no longer available.

Fuente l Xataka

Las 10 peores profecías tecnológicas

Los profetas se han equivocado en cuando al futuro de diversos aparatos tecnológicos, pues es todo lo contrario de lo que ellos pensaban. Está es una excelente lista elaborada por la revista T3 en dónde nos muestra las 10 peores profecías tecnológicas de la Edad Contemporánea.

Algunas hasta sonaban creíbles.

1. “El iPod nunca despegará“, Alan Sugar, fundador de Amstrad, 2005.

2. “No hay necesidad de tener un ordenador en casa“, Ken Olsen, fundador de Digital Equipment, en 1977.

3.  “Las aspiradoras impulsadas por energía nuclear serán una realidad en 10 años“, Alex Lewyt, presidente del fabricante de aspiradoras Lewyt, en 1955.

4. “La TV no durará porque la gente se cansará rápido de pasar mirando todas las noches una caja de madera“, Darryl Zanuck, productor de la 20th Century Fox, en 1946.

5. “Nunca se fabricará un avión más grande que éste“, un ingeniero de Boeing, al ver el Boeing 247, con capacidad para 10 pasajeros, en 1933.

6. “Estamos en el umbral del correo vía cohete“, Arthur Summerfield, director general de Servicio Postal, en 1959.

7. “Nadie va a necesitar más de 640 Kb de memoria en su PC“, Bill Gates, en 1981.

8. “Los estadounidenses necesitan el teléfono. Nosotros no. Nosotros tenemos mensajeros de sobra“, Sir William Preece, director de la oficina británica de Correos, en 1878.

9. “El SPAM estará resuelto en dos años“, “Bill Gates, en 2004.

10.”Se acabará demostrando que los rayos X son un timo“, Lord Kelvin, presidente de Royal Society, en 1883.

Vía l 20minutos

La juventud de ahora y los gadgets

¿La juventud de ahora en verdad ama a los pequeños gadgets tecnológicos o sólo los usan como pretexto para presumir su cuantioso poder adquisitivo lleno de soberbia y demostrar que son mejores que tú?

Porque según sus profundos argumentos: ¡ellos si van al día con la tecnología! (aunque no sepan ni que coño es “el bluetooth“).

Definitivamente es la segunda, pues más que nada, un buen gadget es sinónimo de excelente status social (mientras más caro, más importante (y arrogante) te consideras, no importa si eres un “genio analfabeta“, total, tienes un codiciado “aparatito” ¿no?).

[Basada en especulaciones e interacciones reciprocas con personas de ese tipo (hay escasas excepciones)]

Una mosca parada en la pared

La pregunta que algunos de nosotros nos formulamos desde pequeños ¿cómo logran las moscas caminar sobre el techo sin caerse?

Para responder a esa interrogante, los científicos del Instituto Max Planck en Stuttgart (Alemania) están investigando está capacidad (al estilo James Bond) que tienen los insectos para lograr colgar boca abajo de un techo. En el futuro, ese conocimiento podría conducir al diseño de pequeñas máquinas que imiten este fenómeno natural (posiblemente para realizar tareas complejas en el exterior de una rascacielos o en alguna otra máquina monumental).

El procedimiento consiste en utilizar sensores ópticos para medir la fuerza aplicada en cada pata de una mosca mientras camina libremente en el techo. Ellos encontraron que la mejor fuerza de adhesión se produjo cuando al menos una pierna de cada lado del cuerpo de la mosca estaba en contacto con la superficie.

Para realizar los estudios, primero tuvieron que estudiar la composición de la pata de una mosca, esto con ayuda de un microscopio electrónico. Más parece la cabeza de otro animal que la pata de una mosca.

[Lo encontré en: Eurekalert.org]

Los primeros disquetes

Ahora ya ni es necesario andar cargando semejantes cosotas para poder transportar nuestra información de un lugar a otro, basta con guardarla en nuestra memoria USB o subirla a un Disco Duro Virtual en línea -como el SkyDrive– para abrirla en cualquier parte del mundo.

La tecnología nos hace la vida más fácil, pero a la vez nos vuelve inútiles.

[Así lucia un disquete de 5 1/4]

[Así lucia un disquete de 3 1/2]